20 fotografías históricas que definieron México


Qué gran regalo ver los detalles de belleza aún en la entropía. De un país, de las ciudades, los pueblos, las selvas, los desiertos y los mares donde un pueblo se ha perdido y se encuentra a sí mismo. Una tierra que sigue dando frutos aún inundada de sangre, violencia y traiciones. Un pueblo que lucha en pendiente contra sus propios demonios y se aferra a la esperanza de alcanzar la cima de la montaña. México, y su capital, que ha evolucionado a pasos atropellados, ha enterrado el pasado para construir un futuro que siempre llega demasiado tarde. Y en ese largo proceso histórico, hemos sido testigos de cómo la historia ha pasado frente a nosotros. Hemos visto desfilar, triunfar y morir a hombres y mujeres que lucharon por banderas, ideas, religiones y culturas. Nombres que hoy viven gracias a los derruidos letreros de las calles y los libros de texto incompletos y con errores ortográficos. En dicho caminar histórico de un país que en ocasiones no conoce su camino, encontramos momentos que han marcado al país y que han quedado capturados por la lente de los fotógrafos. Momentos que vale la pena recordar y cuyas historias, en ocasiones más escondidas que los nombres de los hombre-cámara hay que recuperar.


Esta fotografía de Manuel Ramos muestra la hazaña de Bob White, el Hombre Mosca, en su intento por escalar la torre poniente de la Catedral Metropolitana con la mirada atenta de cientos de personas que le observaban desde el Zócalo. Era el año de 1922 y Ramos capturó el momento con la presencia de otro fotógrafo que realizaba sus propios registros. White logró el ascenso de la torre y también el de la asta bandera de la Catedral.


En 1911, el célebre piloto francés Roland Garros, visitó México para realizar múltiples demostraciones aéreas en la capital y en Monterrey durante el gobierno porfirista. En esta postal se le aprecia sobrevolando el Zócalo arbolado de la capital del país. Incluso se realizó una demostración de bombardeo aéreo en que desde el aeroplano se arrojaron bolsas de naranjas a soldados mexicanos apostados en el Cerro de la Estrella. La fotografía es de Manuel Ramos.


El Palacio de Bellas Artes en construcción durante el año de 1909 con una estructura inacabada. Desde entonces, el frente del palacio se ha modificado drásticamente, con el pasaje comercial, el estacionamiento y los jardines actuales.


Esta fotografía muestra la Plaza de Toros de la Condesa inaugurado en 1907. Ubicado en el predio ocupado actualmente por el Palacio de Hierro Durango, esta plaza se ubicó en los terrenos de la tercera Condesa de Miravalle, doña María Magdalena Dávalos de Bracamontes. La colonia antiguamente llevaba por nombre “Santa Catarina del Arenal”, pero se sustituyó por su nombre actual aludiendo a la dueña. La plaza dominó la zona hasta 1946, año en que el predio fue absorbido por la colonia heredera de los predios porfiristas.