Retratos íntimos de gente con cicatrices


Quemaduras resultado de la violencia doméstica, marcas poscirúgicas... La serie 'Behind the Scars', de Sophie Mayanne, celebra la belleza de las heridas y las poderosas historias que se esconden tras ellas.

En la cultura pop cinematográfica, las cicatrices en la cara son como una abreviación del mal —un defecto que refleja la oscuridad que ese personaje guarda en su interior—. Piénsalo: está Scar, de El rey león; el Joker, de Batman; el Doctor Maligno y luego están casi todos los villanos de las películas de James Bond.

Más allá de la pantalla, parece que vemos las cicatriz como algo que aúna miedo y fascinación. ¿Qué es eso? ¿Cómo te ha pasado? ¿Te duele todavía? Ahora, si hay alguien que está tratando de acabar con los estereotipos, esa es Sophie Mayanne; la fotógrafa nacida en Cardiff y creadora de Behind the Scars, una serie de retratos que celebra la belleza que se esconde tras esas marcas y las historias de aceptación que acarrean cada una de ellas.