Cómo aprovechar la comunicación y redes sociales para que no se olviden de nosotros como fotógrafos



Sin lugar a dudas, los fotógrafos hemos sido uno de los grandes golpeados por esta pandemia. Aun así, debemos tratar de seguir pensando cómo dar a conocer nuestro trabajo y conseguir más proyectos. Y uno de los procesos que es importante en esta época es ayudar a nuestros clientes a recordarnos.


Hola, ¿cómo estás?


La comunicación con nuestra audiencia y nuestros clientes es muy importante. Una buena gestión nos ayuda a formar relaciones y a mantener un vínculo profesional más fuerte con ellos. Por eso, en esta época donde no hay mucho contenido nuevo o donde los trabajos han disminuido tanto, una buena herramienta es recordarles que seguimos aquí y que esperamos poder trabajar de nuevo con ellos.


Hay muchas formas disponibles para acercarse. La más común y sencilla puede ser una lista de correo. En ella podemos escribir un mensaje de agradecimiento por haberse interesado en nuestro trabajo anteriormente y desear que estén bien en estos tiempos de dificultad.


Una vez hecho esto, podemos comenzar a pensar en algún tipo de comunicación periódica por correo.


Así mismo, como mencionamos anteriormente, es una buena época para renovar el portfolio y nuestras redes sociales. Como esto puede ser un comienzo para generar interacción con nuestros seguidores, podemos arrancar a comunicarnos con ellos más habitualmente en redes, identificando posibles clientes y analizando algunos elementos de percepción para crecer.

Es importante que la interacción sea amable. Los comentarios que no nos aporten podemos ignorarlos. El propósito es generar comunidad y fidelizar esa audiencia.



En redes hay otro público que podemos abordar: nuestros antiguos clientes.Hacer un seguimiento de nuestros clientes es una buena estrategia para promover que nos recomienden a sus amigos, conocidos y familiares. En cierto tipo de fotografía, incluso puede ser hacerles recordar que hemos estado ahí antes y estaremos ahí después.


Los que documentamos la boda de alguien podemos ser quienes documentemos el nacimiento de sus hijos o algún evento importante de su relación. A quienes hemos hecho fotos de perfil profesional, quizás quieran actualizar sus perfiles tras este periodo. El seguimiento de nuestro clientes y sus necesidades es importante.


Por supuesto, quizá una llamada por teléfono o un mensaje por WhatsApp sean más efectivos para retomar la comunicación con los clientes, aunque todo dependerá de la relación y la cercanía que tengamos con ellos, y eso ya lo debe saber medir cada uno.


Háblame, pero no mucho