Increíbles retratos de la comunidad drag mundial durante el confinamiento

El fotógrafo Damien Frost captura drag queens y club kids de todo el mundo, desde París hasta Nueva York, a través de FaceTime.


Damien Frost es todo menos un extraño en la vida nocturna. Desde 2013, el fotógrafo australiano-británico ha capturado la escena del club londinense dominada por coloridas criaturas de la noche: desde drag queens icónicas hasta club kids con looks de infarto. Con un estilo de retrato distinto que mezcla a viejos maestros como Rembrandt y Velázquez con fotógrafos documentales como Diane Arbus, es seguro decir que Damien es un cronólogo importante de la vida nocturna actual de la ciudad. "Es fascinante el proceso de transformación y reinvención, pero también la intensa creatividad y la naturaleza efímera de la forma de arte que se puede usar una sola vez, para que nunca se repita", explica. "Como fotógrafo documental, disfruto capturando estas miradas: la emoción de salir una noche y no encontrar nada relevante y luego otra noche ser todo lo contrario".


Y luego apareció el coronavirus y Damien tuvo que autoaislarse, al igual que la comunidad documenta con tanta pasión, atrapado en casa como las aves del paraíso cuyas alas han sido cortadas. En lugar de esperar, decidió contactar a la comunidad tanto de Londres como de otros sitios para hacerles un retrato a través de FaceTime. "Me gusta mantenerme ocupado, así que cuando se anunció el cierre, tuve que recalibrar cómo continuaría creando este tipo de imágenes con las restricciones actuales. El término "distanciamiento social" me pareció bastante interesante, ya que es un poco oxímoron y me gustó la idea de usar el chat de vídeo para ser social a distancia y usar ese medio para seguir haciendo mis fotografías".


Lo único es que Damien no es muy fan de los vídeos. "Me siento bastante incómodo con el teléfono, y en videollamada es todavía peor. ¡Y todo el proceso está lleno de dificultades! Depende mucho no solo de la cámara que la persona está usando en el otro extremo de la línea, sino también la calidad de la conexión a internet, que a menudo puede ser extremadamente pobre". Pero todo eso desapareció en el momento en que las drag queens y los club kids, vestidos y maquillados de maneras increíbles, aparecieron en su pantalla. "Originalmente no planeé que la serie fuera sobre drags, pero la mayoría de las personas que se pusieron en contacto conmigo eran de esa escena. Pensaron que hacer algo como esto les daba una excusa para hacer lo que aman y también ayudar a proporcionar algún tipo de enfoque en un momento en que a menudo es realmente difícil tener uno".


Charlie Wood, Londres

"Estoy aislado en un piso yo solo: mi compañero está atrapado en el extranjero. Como profesional independiente, me he quedado sin trabajo y no cumplo los requisitos para ninguno de los beneficios o paquetes que el gobierno está implementando. Después de graduarme, estaba tratando de comenzar mi performance, lo cual es un desafío cuando todos los lugares del mundo se han paralizado. Aunque las finanzas, la moral y el estrés general son una montaña rusa en este momento, mantengo estos demonios particulares a raya manteniéndome muy ocupado haciendo disfraces y trabajando para que pueda tener éxito en la escena cuando todo esto termine. Si sigue habiendo alguna escena cuando esto acabe. Puedo terminar luciendo excelente en cualquier futuro apocalíptico de Mad Max".


Lucille Spielfuchs, Berlín

“No sé cuánto tiempo he estado en cuarentena... Vivo sola y a menudo paso días consecutivos trabajando en casa y sin ver a nadie. La diferencia es que es inaceptable salir ahora y, clásico, ahora quiero salir más que antes. Pero lo que me parece más increíble de este momento es que las personas se están dando cuenta de lo importante que son los trabajadores esenciales previamente no reconocidos. Podríamos convertir todo el sistema que divide a los pobres y ricos con esta experiencia. Entonces, para mí, este es un momento que nos muestra lo que es fundamental para existir: la política. Es un momento que nos muestra qué tipo de personas realmente necesitamos en este mundo. Es un momento en el que podemos ver y comprender físicamente la importancia apremiante de la empatía".


Le Menestrel, París

“Justo antes de la crisis, comencé un nuevo trabajo como maquilladora y estaba buscando mi propio lugar. No puedo trabajar ni ganar dinero ahora, así que desafortunadamente todavía estoy en la de mi madre. Un amigo y yo comenzamos un desafío online con un tema diferente cada semana durante la cuarentena y la gente parece disfrutarlo. Tan pronto como pueda volver a trabajar, todo está listo para permitirme abrazar por completo la vida que quiero vivir: las fotos están reservadas, nuevos equipos están en camino y los viajes están planeados. Este bloqueo me ha hecho considerar cuán valioso es el tiempo que tenemos: no estoy listo para perder más minutos encerrado en casa".


Eclectic Mix, Nueva York

“Finalmente encontré mi nicho en la ciudad de Nueva York a principios de marzo, y luego todo se canceló. Vivir solo ha sido liberador y confuso. Puedo sentarme en mi escritorio escribiendo con todas mis fuerzas, pero no he tenido una conversación en persona en cuatro semanas. Las fiestas se han reemplazado por llamadas de zoom y bailes solitarios en mi sala de estar. Trabajo en finanzas, y es surrealista saber que las bolsas de valores y las oficinas bancarias están desiertas mientras los comerciantes se sientan en casa en pijama, mordiéndose las uñas y viendo cómo los mercados mundiales convulsionan. Las paredes entre el trabajo y la vida han sido borradas. Nueva York da miedo, y no sé cómo será nuestra nueva normalidad, en particular para la escena creativa, expresiva y escénica".


Marnie Scarlet, Londres

“Me preocupa mi trabajo como diseñador de ropa de látex y también mi trabajo como artista. Vivo en un pequeño apartamento con mi compañero Max Deviant y no tenemos zonas al aire libre para poder tomar el aire, pero afortunadamente vivimos súper céntricos en Londres, así que en nuestra caminata diaria podemos ver algunos lugares emblemáticos de Londres. Es muy extraño sin gente en las calles. Trato de mantenerme ocupado haciendo cosas y de vez en cuando me transformo. ¡También tenemos un piso súper limpio ahora! Espero que encuentren una vacuna adecuada muy pronto, y espero que podamos reconstruir nuestra economía juntos. Quizás haga algunos cambios positivos en términos de cómo trabajamos todos juntos, y también para el medio ambiente: el aire ahora es mucho más limpio".


Élan D’Orphium, Extremadura

"Estoy tratando de pasar este 'descanso' lo mejor que puedo haciendo cosas que antes nunca podía hacer. Esta situación nos permite, o al menos a mí, un breve momento para respirar y pensar en este sistema imparable en el que vivimos. Echo de menos tocar a otras personas, pero también aprecio el espacio que nos proporciona el autoaislamiento. Ahora podemos escuchar nuestro propio sonido. No hacemos eso lo suficiente, por lo general hay demasiado ruido".


Morphine, París

“En París, hemos estado aislados durante cuatro semanas. Me quedo con mi madre drag en la casa de un amigo mientras él está fuera. Por supuesto que me gustaría que terminara, porque extraño ver a mi familia y hacer drag. La escena es mi única fuente de ingresos, por lo que es difícil este momento para mí. Pero al mismo tiempo, ser forzada a tomar un descanso es bueno para mí. Además del drag, estudio biología y trabajo en otros proyectos, y este estilo de vida es agotador. Apenas duermo cinco horas al día. Hoy en día puedo dormir todo lo que necesito y mirar películas geniales sin preocuparme por los plazos, lo que no he hecho en un par de años".


Quentin Hidrio, Brest

"Soy estudiante y sigo trabajando en una tienda de comestibles unos días a la semana. Aunque representa un riesgo, me siento afortunado de ver a colegas y personas que están agradecidas por nuestro trabajo. Me ayuda a mantener mi mente despejada. Cuando estoy en casa veo el aislamiento como una oportunidad para preguntarme: ¿quién quieres ser? Intento mantener un proceso diario de creatividad para no desorientarme o temer constantemente el futuro incierto. Así que trabajo en mis diseño y me disfrazo con máscaras médicas que utilicé en mi trabajo, ya que no puedo actuar con mi colectivo drag. También es una forma de sentirme menos solo en mi piso: cada máscara trae un personaje con su propia historia, un escape diario".

Kashalena, París

“Para mí, este período de autoaislamiento es un alivio. Como diseñador de moda, el ritmo de esta industria es un poco agotador, siempre te lleva al límite de tu creatividad. Entonces, para mí, ha sido una buena forma de cargar mi batería y tener tiempo para pensar y ser creativo por mí mismo. ¡Cuando todavía iba a la escuela, compré tanto material que mi sótano es como un mercado de telas! Así que actualmente estoy revisando todo y creando nuevos trajes para fotos o actuaciones futuras".


Miss Meatface, Londres

"Cuando empezó el confinamiento en Londres, tuve fantasiosas grandiosas de días y días de trabajo desde el amanecer hasta el anochecer en proyectos creativos. Pero a medida que avanzaban los días, y luego las semanas, me encontré en una montaña rusa de emociones por hora y sin poder concentrarme en cualquier tipo de tarea. Me enfadé conmigo mismo, deprimido, triste, frustrado. Aquí estaba con todo este tiempo y, sin embargo, no podía encontrar la energía para levantarme y hacer una sesión o incluso editar imágenes, era uno de los afortunados que realmente podía pasar mi tiempo en el bloqueo creando y, sin embargo, no pude reunir la motivación o la fuerza emocional para hacer nada. Después de unas semanas empiezo a poder, aunque muy lentamente: siento que salgo de la niebla del frenesí de los medios del coronavirus. Soy capaz de pensar en otras cosas además del número de muertes diarias y, de hecho, he comenzado a establecerme en esta nueva forma de "vida en el encierro". Estoy decidido a ser más amable conmigo mismo y tomarme la vida con calma, ser tan amable con los demás como me fuese posible y no dejar que las noticias o las redes sociales agoten mi energía".


Sakeema Peng Crook, Londres

"No sé cuándo volveré a bailar en una producción o de dónde vendrá el próximo cheque de pago, pero a pesar de todo esto, me mantengo positivo ante esta la situación. Lo veo como una oportunidad para que todos tomemos algo de tiempo para reflexionar, resolver lo que es importante y permitir que el mundo sane un poco. Mientras tanto, estoy aprovechando esta oportunidad para ponerme en contacto con mi niño interior de nuevo, como pasarme horas transformando mi pelo en una obra escultórica de Arte".


Trï¢kï, París

“Soy un artista a tiempo completo con sede en París. Mi compañero y yo creamos cada traje que llevo desde el diseño hasta el acabado. Ver todo ese trabajo disiparse es desgarrador. Al igual que muchos artistas de performance, yo también he visto todas mis futuros trabajos canceladas o pospuestas indefinidamente. Esto nos ha dejado en una situación de dificultad financiera e incertidumbre, incapaz de ver "la luz al final del túnel". Nos hemos centrado en crear sesiones de fotos en casa y actuaciones "en vivo" para las redes sociales, incluyendo material detrás de escena para mis plataformas como patreon, mientras tenemos en mente la positividad y la planificación para el futuro. A veces, los efectos más positivos provienen de los momentos más negativos... Y mantenemos la esperanza de que las cosas solo puedan mejorar".


Lucky Stiff, Chicago

"Un amigo mío dirige la meditación online en Instagram todos los días de la semana y me está ayudando a sobrellevar el autoaislamiento. Si me hubieras preguntado antes si estaba meditando, probablemente me habría reído de ti, pero es algo habitual, un ritual relajante que realmente ayuda. Además, con toda honestidad, estoy fumando mucha hierba. Después de esta crisis espero que seamos un poco más amables con los demás y con uno mismo. Espero que podamos ver un poco más a nuestros vecinos y amigos "Espero que nuestras prioridades cambien de verdad".


Julius Reuben, Londres

"Ahora no sé sobre ti, pero soy un animal salvaje y no estoy destinado a ser enjaulado, pero la señorita Rona está tomando demasiada luz y algunos de nosotros nos quedamos en la oscuridad. Aparte de eso, estoy bien. Yo Lo estoy tratando como un día festivo. No solo tienes que hacer los quehaceres de la casa, también tendrás que tratar de exprimir unos minutos para ti. Realmente extraño la vida nocturna. Durante la noche, las personas sacan lo mejor de sí mismas como una flor de luna. Echo de menos la locura de todo. Echo de menos prepararme, disfrazarme y mostrarme. ¡Incluso extraño el olor! Pero sobre todo extraño socializar con amigos".




*Fuente:

Todas las imágenes de Damien Frost

Este artículo se publicó originalmente en i-D UK.

18 vistas
Recibe ofertas, cupones, noticias, etc
Nosotros

Av. Bolognesi 865, Barranco - Lima

ventas@ventasfotograficas.com  |  Tel: 965 328 896 - 960 532 779

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram

Ventas Fotográficas © 2019. Todos los derechos reservados.