Increíbles retratos de la comunidad drag mundial durante el confinamiento

El fotógrafo Damien Frost captura drag queens y club kids de todo el mundo, desde París hasta Nueva York, a través de FaceTime.


Damien Frost es todo menos un extraño en la vida nocturna. Desde 2013, el fotógrafo australiano-británico ha capturado la escena del club londinense dominada por coloridas criaturas de la noche: desde drag queens icónicas hasta club kids con looks de infarto. Con un estilo de retrato distinto que mezcla a viejos maestros como Rembrandt y Velázquez con fotógrafos documentales como Diane Arbus, es seguro decir que Damien es un cronólogo importante de la vida nocturna actual de la ciudad. "Es fascinante el proceso de transformación y reinvención, pero también la intensa creatividad y la naturaleza efímera de la forma de arte que se puede usar una sola vez, para que nunca se repita", explica. "Como fotógrafo documental, disfruto capturando estas miradas: la emoción de salir una noche y no encontrar nada relevante y luego otra noche ser todo lo contrario".


Y luego apareció el coronavirus y Damien tuvo que autoaislarse, al igual que la comunidad documenta con tanta pasión, atrapado en casa como las aves del paraíso cuyas alas han sido cortadas. En lugar de esperar, decidió contactar a la comunidad tanto de Londres como de otros sitios para hacerles un retrato a través de FaceTime. "Me gusta mantenerme ocupado, así que cuando se anunció el cierre, tuve que recalibrar cómo continuaría creando este tipo de imágenes con las restricciones actuales. El término "distanciamiento social" me pareció bastante interesante, ya que es un poco oxímoron y me gustó la idea de usar el chat de vídeo para ser social a distancia y usar ese medio para seguir haciendo mis fotografías".


Lo único es que Damien no es muy fan de los vídeos. "Me siento bastante incómodo con el teléfono, y en videollamada es todavía peor. ¡Y todo el proceso está lleno de dificultades! Depende mucho no solo de la cámara que la persona está usando en el otro extremo de la línea, sino también la calidad de la conexión a internet, que a menudo puede ser extremadamente pobre". Pero todo eso desapareció en el momento en que las drag queens y los club kids, vestidos y maquillados de maneras increíbles, aparecieron en su pantalla. "Originalmente no planeé que la serie fuera sobre drags, pero la mayoría de las personas que se pusieron en contacto conmigo eran de esa escena. Pensaron que hacer algo como esto les daba una excusa para hacer lo que aman y también ayudar a proporcionar algún tipo de enfoque en un momento en que a menudo es realmente difícil tener uno".


Charlie Wood, Londres

"Estoy aislado en un piso yo solo: mi compañero está atrapado en el extranjero. Como profesional independiente, me he quedado sin trabajo y no cumplo los requisitos para ninguno de los beneficios o paquetes que el gobierno está implementando. Después de graduarme, estaba tratando de comenzar mi performance, lo cual es un desafío cuando todos los lugares del mundo se han paralizado. Aunque las finanzas, la moral y el estrés general son una montaña rusa en este momento, mantengo estos demonios particulares a raya manteniéndome muy ocupado haciendo disfraces y trabajando para que pueda tener éxito en la escena cuando todo esto termine. Si sigue habiendo alguna escena cuando esto acabe. Puedo terminar luciendo excelente en cualquier futuro apocalíptico de Mad Max".


Lucille Spielfuchs, Berlín

“No sé cuánto tiempo he estado en cuarentena... Vivo sola y a menudo paso días consecutivos trabajando en casa y sin ver a nadie. La diferencia es que es inaceptable salir ahora y, clásico, ahora quiero salir más que antes. Pero lo que me parece más increíble de este momento es que las personas se están dando cuenta de lo importante que son los trabajadores esenciales previamente no reconocidos. Podríamos convertir todo el sistema que divide a los pobres y ricos con esta experiencia. Entonces, para mí, este es un momento que nos muestra lo que es fundamental para existir: la política. Es un momento que nos muestra qué tipo de personas realmente necesitamos en este mundo. Es un momento en el que podemos ver y comprender físicamente la importancia apremiante de la empatía".