Retratos íntimos por Lennart Bader



El retrato íntimo se trata menos de un tema sexy o de una habitación decorada inmaculadamente; se trata de la sensación, la emoción, el carácter del encuadre. Tiene una sensación cruda, real, pero al mismo tiempo cálida y acogedora. Lennart Bader ha pasado años desarrollando su estilo de retrato íntimo, que combina un ambiente sexy con elementos del retrato lifestyle y la teoría del color para crear estas imágenes poderosas e íntimas.


Como muchos niños de secundaria, Lennart Bader fue influenciado por los amigos que lo rodeaban. Un verano, cuando un amigo recibió una Canon 300D y un objetivo de 50 mm, quedó impresionado por el aspecto de las imágenes tomadas con una gran apertura. Para su próximo cumpleaños pidió una cámara propia y recibió una Canon 350D. "Fue entonces cuando comenzó mi adicción a la fotografía y las cámaras" dice.


La experimentación del Sr. Bader con la fotografía a medida que envejecía se trataba menos de tomar imágenes de cualquier cosa y de todo, sino que se centró en retocar y jugar con sus imágenes para darles el aspecto y la sensación que quería, independientemente de lo que realmente era. “Este retoque y especialmente el coloreado resultó ser mi estilo: siempre traté de colorear las imágenes no como la escena se veía como cuando vivía estos momentos, sino como se sentía”.