Retratos que parecen cuentos de hadas

La fotógrafa rusa Katerina Plotnikova crea hermosos retratos que equilibran lo real y lo surrealista. Si bien usa perfectamente iluminación, composición y otros aspectos importantes de la fotografía, podría decirse que una característica del trabajo de Plotnikova es el uso de animales reales en sus retratos.


El vínculo que estas criaturas crean con sus modelos en el set parece tan fuerte que es como si hubiera lanzado un hechizo sobre ellos. Cada píxel de las fotos de Katerina irradia un misticismo tan rico que su trabajo es absolutamente encantador.



Plotnikova se ha interesado por la fotografía desde la infancia. "Me gustaba el dibujo, hice cursos, fui a la escuela de arte y entré a la universidad para una especialidad relacionada con el diseño. Una de las asignaturas era la fotografía, y completar las tareas de este curso me fascinó tanto que comencé a explorar el mundo de la fotografía".




Katerina encuentra inspiración en casi cualquier cosa. Incluso puede ser un elemento simple como un vestido y el resto de la foto simplemente se construye alrededor de él. Plotnikova también obtiene muchas de sus ideas de mercados de pulgas, tiendas de segunda mano e incluso cubos de basura. A veces la gente tira cosas que el artista encuentra simplemente invaluables. Sin embargo, más que nada, Katerina se inspira en la naturaleza: un paisaje puede hacerla volar.




"En este momento, estoy colaborando con varias fincas", dijo. "Podemos decir que llevan un estilo de vida 'transparente' y están activos en las redes sociales, con numerosos videos en los que hablan sobre cómo sus mascotas pasan sus días, y cada seguidor puede observar y asegurarse de que los animales sean alimentados y amados".