W. Eugene Smith, maestro de la fotografía comprometida

William Eugene Smith (1918-1978) fue un fotoperiodista estadounidense conocido por su enorme talento y sensibilidad y por su negativa a comprometer sus principios profesionales. Y por sus vívidas y brutales fotografías de la Segunda Guerra Mundial.


W. Eugene Smith se unió a Magnum Photos en 1955 y se convirtió en un miembro de pleno derecho en 1957.


"La fotografía es, en el mejor de los casos, un hilo de voz, pero a veces -sólo a veces- una fotografía o un grupo de ellas puede llevar nuestros sentidos hacia la conciencia. Mucho depende del espectador, en algunos, las fotografías provocan suficiente emoción para ser un catalizador del pensamiento... " –W. Eugene Smith.



La honestidad, como una prolongación de su propio ser, condujo a Smith al imposible de la objetividad plena, y derivó en una personalidad compleja que le pasó factura con los editores y directores de las publicaciones y agencias a las que sirvió.


Siempre antepuso el ser humano a cualquier alarde estético, con emotivos ensayos gráficos sobre el dolor, la tristeza, la soledad o el desamparo en forma de relatos visuales para reflexionar sobre el destino más frecuente del hombre.


Da fe de ello, siempre con la luz como aliado para enfatizar o matizar, en series como las dedicadas a la II Guerra Mundial cuando acompañó al ejército estadounidense en su ofensiva contra Japón en Saipán, Guam, Iwo Jima y Okinawa, donde retrató por igual a las víctimas y a los causantes del dolor, a los que no condenó, sino que también presentó como depositarios del infortunio.



Eugene Smith murió afectado por el alcohol y las drogas en 1978. Nos dejó todo un legado de reportajes antológicos y un método de trabajo que sentó las bases del fotoperiodismo y los ensayos fotográficos.