Los bolsos fotográficos son un complemento para nuestra cámara, ya que nos van a permitir trasladarnos con la protección que nuestros equipos merecen. Los bolsos son más ligeros que una mochila y nos permiten tener los lentes a la mano.